I made this widget at MyFlashFetish.com.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Liberty Walk: Capítulo 15

La noche siguiente, Nick estaba sentado en su Lexus mirando pensativamente al Balmoral. Éste era el segundo día seguido que Miley no venía a él. Toda la noche anterior y hoy anduvo con pies de plomo, preguntándose qué situación erótica nueva habría ideado para que él participe. La había esperado en su departamento esta noche hasta pasadas las diez, y luego, incapaz de soportar más, subió a su auto y condujo hasta el hotel.

Así que ahora estaba aquí sentado, preguntándose si debía subir o no, preguntándose si a ella le agradaría una movida así de su parte o no, o si estaría deseando que él la deje tranquila de una maldita vez. Quizás no había aparecido para ningún encuentro estos últimos dos días porque había decidido que no quería tener más nada con él. Planeaba irse en una semana. Quizás quería una ruptura limpia.

Y quizás él no la dejaría irse tan fácilmente.

Los dedos de Nick se aferraron al volante tan fuertemente que se le pusieron blancos los nudillos. Estaba cansado de jugar a ser el Sr. Agradable, cansado hasta la coronilla de dejar que la vida le suceda en lugar de tomar lo que quería de ella, al carajo con las consecuencias. Había sido criado para ser un caballero considerado, para que no le trajera nada a cambio. Bueno, no más.

Deseaba a  Mley, incluso la necesitaba. Nada era lo mismo ya.

Mierda, ni siquiera se vestía como solía. Las gafas doradas se fueron, la vestimenta de profesor sensato fuera de la universidad se fue, todo lo que alguna vez llamó normal se fue.

Mirando los ajustados jeans negros y el chaleco que llevaba puesto, Nick llegó a una irrevocable conclusión. Si Miley no había decidido hasta ahora que no volvería nunca a Atlanta, entonces estaba por decidirlo esta noche.

Abrió la puerta del auto con fuerza, y salió suavemente de él, con pasos decididos. Entró al Balmoral y pasó de largo el vestíbulo completamente, dirigiéndose directamente arriba a su suite.

Cuando salió del ascensor en el quinto piso, leyó atentamente los números de las habitaciones hasta que encontró el que pertenecía a ella. Golpeó abruptamente, y esperó impaciente que ella abriera la puerta, mirando su reloj cuando no apareció inmediatamente.

Ella no estaba allí.

Los ojos de Nick se achicaron, y su ánimo se volvió sombrío. Si no estaba en su habitación del hotel y no estaba con él, entonces dónde exactamente…

El sonido de una risa femenina familiar llegó a sus oídos y siguió su camino por su espina dorsal. Nick se dio vuelta lentamente, cautamente, con todos los sentidos en alerta. Los ojos se le achicaron posesivos, y las manos se le cerraron en puños cuando vio que Mley salía de una suite que no era la suya. Venía riéndose, pero sus ojos se abrieron grandes con… ¿estupor? ¿miedo?…al detenerse frente a él.

–Nick –dijo en voz baja– ¿qué estás haciendo aquí?.

Sus ojos echaron un vistazo a sus senos antes de posarse en su cara.

–Creo –dijo claramente, con palabras entrecortadas– que la pregunta apropiada es dónde mierda has estado tú y con quién.

Los ojos de Miley se agrandaron. Acababa de volver de ayudar a Selena a instalarse al otro lado del corredor y por eso no tuvo tiempo de ir a él hoy como lo había planeado. Y ayer… suspiró… ayer estuvo tan angustiada con la idea de irse de Escocia, de dejar a Nick, que no pudo desarrollar un apetito sexual de ningún tipo. La seducción fue lo último en su cabeza en ese momento.

Supuso que lo mejor sería poner las cartas sobre la mesa y decirle lo que sentía. Después de todo, sólo quedaban seis días más.

–Creo que lo mejor será entrar en mi habitación y hablar.

Sus orificios nasales se agrandaron.

–Ni mierda.

Miley giró sobre sus talones, pensando que Nick estaba a punto de dejarla, con el corazón palpitando por ese motivo. Pero no caminó hacia los ascensores. En lugar de dejarla para siempre, como pensó que haría, se detuvo frente a la habitación de Selena y empezó a golpear fuertemente la puerta como si estuviera poseído.

–¡Abre la puerta, maldito bastardo!.

A Miley se le cayó la mandíbula cuando se dio cuenta de que Nick pensaba que había estado en la habitación del hotel de Selena con otro hombre. Si no hubiera estado tan encantada por el hecho de que él estaba celoso, que no quería que estuviera con nadie más, le habría arrojado algo para hacer que dejara de humillarla frente a su mejor amiga. Estaba golpeando la puerta con violencia, después de todo.

–Nick –dijo Miley, cuando finalmente le salió la voz mientras corría a su lado– por favor deja de golpear esa puerta. ¡Te vas a arrepentir de esto!.

–Ah, me voy a arrepentir, ¿no? –dijo entre dientes, las venas de sus antebrazos hinchadas y los músculos contraídos visiblemente– lo veo bastante dudoso.

Golpeó más fuerte, y su voz enloqueció.

–¡Abre, maldita sea! Abre la puerta antes de que la abra…ahhhh…de una patada– finalizó más suavemente.
Nick miró hacia abajo para ver la pequeña estructura de… una hermosísima mujer. Estaba tan abrumado por su error, tan agradecido de que de hecho fue un error, que todo lo que pudo hacer fue seguir mirándola.

Las manos de Selena volaron hasta sus caderas. Lo miró frunciendo el entrecejo.

–La puerta está abierta, Rambo. Ahora, ¿en qué te puedo ayudar?. [jajaja Rambo xD]

Miley intercedió rápidamente.

–Selena –dijo, aclarando su garganta– quiero presentarte a Nick. Nick, ésta es mi mejor amiga, Selena.

–Selena –repitió Nick, sus ojos oscuros encendiéndose, sus labios dibujando rápidamente una sonrisa. Sentía simplemente demasiado alivio como para avergonzarse – ¿Cómo te va?.

Ella le dio la mano y rió por lo bajo, lo que lo ayudó eficazmente a salir del aprieto.

–Me va bastante bien, considerando que casi me patean el culo por tener una aventura con mi mejor amiga.

Nick tuvo el buen tino de mirarla avergonzado.

–Yo, eh, no fue mi intención patearte el culo tan así como tú lo pones. Sólo que yo, eh… yo estaba terriblemente ansioso por conocerte. (SEEEE AHORA TE QUERES MONTAR A SELENA NICK -.- JAJAJA)

–A-há.

–Es cierto. Miley me ha hablado mucho de ti.

–A-há –Selena sonrió– las puertas no son a prueba de ruidos, sabes. Escuché todo lo que le dijiste a  Miley antes de amenazar con abrir la puerta a patadas.

Miley se mordió el labio, reprimiendo una sonrisa. La alegró notar que Nick se recuperaba rápidamente.

–Bueno –dijo con un marcado acento escocés– quizás me permitas el privilegio de compensarte por este encuentro tan engorroso mañana. ¿Quizás podría llevarlas a las dos a tomar algo por ahí o algo así?.

Selena rió por lo bajo, asintiendo con la cabeza a modo de aceptación.

–Suena bien –miró rápidamente a Miley – ustedes dos vayan a hablar. Tengo que hacer algunas llamadas telefónicas –le sonrió a Nick.

–Gusto en conocerte, Rambo. Miley , te veré en el desayuno.

Miley rió por lo bajo mientras veía cómo Selena volvía a su habitación. Meneó su cabeza a Nick y sonrió.

–Te dije que lo lamentarías –murmuró.

Él sonrió sumiso.

–Supongo que sí lo hiciste.

Ella hizo un gesto con su mano hacia su propia habitación.

–¿Quieres pasar?.

Sus miradas se cruzaron.

–Sí, de verdad lo quiero.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------
BUENO HASTA ACA POR HOY, COMO SE HABRAN DADO CUENTA LOS CAPS SON DEMASIAAAAAAAAAAAADO LARGOS, ASIQUE ESTA NOVE NO TIENE MUCHOS CAPS U.U CAPAZ SI LOS DIVIDIERA UN POCO, PERO COMO ME VOY EL DOMINGO DE VACACIONES NO LAS QUIERO DEJAR CON LA INTRIGA POR 2 SEMANAS :P LAS QUIERO CHICAS Y LAS EXTRAÑE :( ESPERO QUE ESTEN BIEN :D BESOSS Y CUIDENSE ☻

1 comentario:

  1. ME ENCANTARON LOS CAPIS ESTUVIERON BUENISIMOS!!! SEGUILA , BESOTES

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :) ♥