I made this widget at MyFlashFetish.com.

sábado, 28 de abril de 2012

El Playboy Enamorado: FINAL


Exactamente una semana después, con su her­mano Trace del brazo, Miley recorrió el pasillo de la preciosa capilla de la catedral de San Christopher. Aquella capillita proporcionaba la atmósfera per­fecta de intimidad para aquella boda tan precipi­tada.
Entre la ayuda de la madre y las hermanas de Nicholas, Miley apenas había tenido que mover un dedo. Ellas se habían mostrado dispuestas a hacerse cargo de todos los detalles con tal dili­gencia que a Miley la habían conmovido hasta las lágrimas. Toda la familia de Nicholas la había acogido de inmediato, dejándole claro que no sólo le pertenecía a él, sino también a los Barone.
Miley había encontrado el vestido que quería en el taller de un diseñador local, y el dueño se había mostrado más que satisfecho por tener que hacer las modificaciones necesarias para la novia de uno de los Barone. La antigua compañera de piso de Miley, Demi Hart, había accedido encan­tada a ser una de sus damas de honor, junto con Gina y Colleen. Rita y Maria se ofrecieron para cuidar de la niña durante la ceremonia.
Miley miró a Nicholas y sintió que el corazón le daba un vuelco. Su hermano la tomó de la mano y la unió con la de su novio.
-Cuida de ella y ella cuidará de ti -dijo.
-Lo haré -respondió Nicholas mirándola fija­mente.
Solo tenía ojos para ella. Luego repitieron sus votos ante el padre, y Miley sintió que las promesas de Nicholas retumbaban en el interior de sus huesos.
Fue una ceremonia breve y emotiva, y antes de que Miley pudiera darse cuenta tenía un anillo en el dedo y el padre los estaba declarando marido y mujer.
Nicholas le levantó el velo.
-Ha pasado demasiado rápido -susurró ella-. Yo quería retenerlo todo para recordar cada se­gundo.
-No será necesario —le dijo él—. Yo te recor­daré todos los días que te amo, Miley. Todos los días -aseguró sellando su promesa con un beso.
Ella comenzó a llorar de alegría. Por fin había conseguido hacerse un hueco en el corazón de aquel hombre.
Después de abrazar a toda la familia de Nicho­las y hacerse decenas de fotos, todo el grupo se dirigió a un exclusivo club del centro para la ce­lebración.
Nicholas la llevó hasta la pista de baile para ini­ciar el vals. Aquella melodía tan romántica y el amor que vio reflejado en su mirada se quedarían inscritos para siempre en la memoria de Miley.
-Parece que todo el mundo se está divirtiendo -comentó Nicholas cuando se cansaron de bailar y se retiraron un instante hacia un rincón.
-Desde luego, tu madre sabe cómo organizar un boda -aseguró Miley, todavía impresionada por la habilidad de Denisse Barone para coordinar un evento semejante con tan poco tiempo.
-Ella dice que lo lleva planeando desde que cumplí veintiún años -dijo Nicholas con expre­sión burlona.
Miley soltó una carcajada mientras observaba a Paul y a Denisse bailar. Luego divisó a Colleen con un hombre alto de pelo oscuro.
-¿Quién es ese que está con Colleen? ¿Es otro Barone?
Nicholas entornó los ojos para mirar mejor y negó con la cabeza.
-No es de la familia. Que me parta un rayo si no es Gavin O'Sullivan -dijo con una mezcla de sorpresa y alegría en la voz-. Creo que no te lo he presentado todavía. Es un buen amigo mío del colegio. Ha recorrido un largo camino. Cuando yo lo conocí, era un niño que vivía con familias de acogida, y ahora es propietario de una cadena hotelera. Multimillonario.
-Vaya, nunca había visto a Colleen así. Está tan resplandeciente que parece un árbol de Navidad.
-Esto es interesante... Creo que ellos dos tu­vieron algo que ver en el instituto, pero mi ma­dre no lo aprobaba porque... Vaya, mira quién viene por aquí -se interrumpió Nicholas.
Gina, vestida con un traje de seda, hizo su apa­rición con Molly en la cadera.
-La gente quiere saber cuándo van a cortar la tarta. Si no lo hacen pronto, creo que la niña va a tomar la iniciativa. No puede apartar la vista de ella.
-Pá-pá-pá -balbuceó Molly antes de girarse ha­cia Miley.
-¿Quieres probar la tarta? -preguntó ella to­mando a la niña en brazos y besándola dulce­mente en la mejilla-. Ya verás, te vas poner per­dida.
Animados por los gritos de júbilo de los invita­dos, Miley y Nicholas partieron dos trozos de aquella preciosa tarta de tres pisos y se la dieron a probar el uno al otro. Después, e instintiva­mente, ella lo abrazó y un grupo de invitados co­menzó a silbar para animarlos a seguir. Miley aguantó la broma y en cuanto pudo se escapó ha­cia el cuarto de baño.
-¿Lo estás pasando bien? —le preguntó a su hermano al cruzárselo en el camino.
-Es una fiesta estupenda -respondió Trace abrazándola-. Me alegro de verte tan contenta. Tú siempre quisiste tener una gran familia.
-Nunca he sido tan feliz -confesó ella-. Pero no es momento de emocionarse. Dime, ¿han po­dido venir los amigos que habías invitado?
-Sí, Steven Conti no dudó en acudir en cuanto le dije que tu antigua compañera de piso, Demi Hart, iba a estar aquí. Lleva tiempo que­riéndole echar el lazo. Mencionó algo sobre que en su familia no eran muy partidarios de los Barone, pero no quiso decirme nada cuando le pre­gunté la razón.
-No puedo imaginarme por qué podrían caerle mal los Barone a alguien -aseguró Miley-. Steven era compañero tuyo en la universidad, ¿verdad?
-Es uno de los pocos que se hizo millonario con Internet y ha conseguido mantenerse en la cima mientras los demás se estrellaban -dijo Trace asintiendo con la cabeza-. Bueno, voy a ver si me como un trozo de esa deliciosa tarta. Ahora te veo.
Miley continuó su camino hacia el cuarto de baño. Después de seguir por un largo pasillo y gi­rar dos veces a la derecha, acabó encontrándolo por fin. Colleen Barone estaba allí, llevándose una toalla fresca al rostro.
-¿Estás bien? -le preguntó Miley, preocupada al observar sus mejillas coloradas.
-Perfectamente -aseguró Colleen tragando saliva-. Es que he visto a alguien que no esperaba encontrarme.
-Gavin O'Sullivan -dijo Miley ante el asombro de su cuñada-. los he visto juntos. Nicholas me ha dicho que tú y él...
-De eso hace mucho tiempo -la interrumpió Colleen llevándose la mano a la garganta-. No esperaba volver a verlo y sentir esta... Bueno, ya es suficiente -aseguró aspirando con fuerza el aire-. Eres una novia preciosa, y Nicholas está absolutamente feliz. Me alegro mucho por los dos.
Y tras darle un abrazo, Colleen salió del cuarto de baño. Miley se refrescó un poco y luego se dirigió de nuevo al largo pasillo, pero no escuchó los sonidos de la fiesta. Al parecer, se ha­bía equivocado de dirección. Oyó entonces vo­ces en una sala y decidió preguntar. Abrió la puerta y se encontró a Maria en brazos de un hombre alto.
-No he sido capaz de mirar a nadie que no fueras tú -le estaba diciendo él, embelesado.
Miley parpadeó varias veces. Aquel hombre le resultaba conocido. Se quedó allí durante un ins­tante, tratando de hacer memoria. ¿Quién era? Entonces cayó en la cuenta. Steven Conti. Pero su hermano acababa de decirle que estaba inte­resado en Demi...
Miley sintió una oleada de instinto protector hacia Maria. Se mordió el labio inferior, sin saber qué hacer. Ellos estaban tan concentrados el uno en el otro que no se habían percatado de su pre­sencia. Steven parecía totalmente extasiado ante Maria, y viceversa.
El corazón de Miley se encogió al contemplar­los. Ella conocía muy bien los sentimientos que se escondían bajo las chispas que saltaban entre ambos. Nicholas y ella compartían la misma electricidad y el mismo amor. Steven inclinó la cabeza y besó a Maria apasionadamente. Miley desvió la mirada, y, sintiéndose como una in­trusa, dio un paso atrás muy despacio y se mar­chó.
Distraída por lo que acababa de ver, se perdió varias veces antes de encontrar el camino de re­greso a la fiesta. Nicholas la recibió en la puerta en cuanto entró.
-Te he buscado por todas partes -dijo con una sonrisa-. Ya va siendo hora de que tú y yo nos marchemos.


Horas más tarde, Miley estaba desnuda entre los brazos de su marido en la lujosa suite en la que iban a pasar la luna de miel. Ella exhaló un suspiro de placer, satisfecha de que ya hubiera terminado todo el jaleo.
-Todavía no me has dicho por qué no querías esperar a que pasara el día de San Valentín para casarnos.
-Yo no creo en la maldición de los Conti, pero...
-¿Conti? -lo interrumpió Miley, sorprendida-. ¿La maldición de los Conti?
-Los Conti eran los padrinos de mi abuelo, y esperaban que él se casara con su hija, Lucia, pero él se fugó con Angélica. Te lo había con­tado, ¿no te acuerdas?
-Sí, pero no mencionaste el apellido Conti —aseguró ella girándose para mirarlo a la cara.
No se cansaba nunca de mirar a aquel hom­bre, ni de escuchar su voz.
-Y por si eso fuera poco, el hijo de los Conti, Vincent, tenía esperanzas de casarse con Angé­lica.
-Así que los Conti no estaban muy contentos con los Barone -aseguró ella parpadeando.
-Es una manera muy suave de decirlo. Ya te conté que Lucia lanzó una maldición sobre los Barone.
Miley digirió aquella información y no pudo evitar recordar el beso apasionado que se habían dado Steven Conti y María Barone. Dudó si con­társelo a Nicholas, pero no quería causarle una preocupación innecesaria.
-Basta ya de hablar de los Conti -susurró él colocándola sobre su cuerpo desnudo-. Todavía no hemos terminado con la lista.
-Yo tengo uno de los puntos en mente -dijo Miley deleitándose en el placer se sentir su erec­ción sobre su propio cuerpo-. Incluye helado de Baronessa, mi boca y tú...
Nicholas entró en ella, dejándola momentá­neamente sin respiración.
-Mía moglie, il mió cuore -susurró él-. Mi es­posa, mi corazón...
-Yo he estado practicando -musitó Miley deján­dose llevar por la conexión de sus cuerpos-. t'amero per sempre.
Los ojos de Nicholas se encendieron de pa­sión, y ella sintió el cordón de terciopelo invisi­ble de su amor estrechándolos.
-Yo también te amaré siempre -dijo.
Miley se sintió bendecida, porque supo que ella y Nicholas habían encontrado un amor para toda la vida.

FIN
----------------------------------------------------------------
ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO ESTA NOVE :) FUE UN PLACER COMPARTIRLA CON USTEDES, LAS QUIERO, BESITOS ♥ DEDICADO A SARII, HERMANITA TE QUIERO MUCHOOO !



7 comentarios:

  1. AHHHH LLORO COMO QUE YA ACABOO NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO FUE LA MEJOR NOVELA QUE EH LEIDO LA AME COMO NO TIENES IDEA AHORA LLORO AME EL FINAL Y TODOO AHHHHHHH ME ENCANTO GRACIAS POR SUBI ESTA NVE AHHH RECUERDO CUANTO TE INSISTES LA AMEE AHHH LLOROO AWWW AGUS HERMANITA TE QUIERO GRAXIAS POR LA DEDICACION LA AME AHH BUENISISIMA LA NOVELA MEJOR AWW

    ResponderEliminar
  2. awwwwwwwwwwwwww que hermosoooooooooooooooooooo final.....

    ResponderEliminar
  3. Aawww chillo de la emocion qe bello final y qe bella historia ... Espero estes bn besitos

    ResponderEliminar
  4. tan lindo la nove se casaron ternuris lo ame como la otra nove ya espero el sig cuidate hermosis.

    ResponderEliminar
  5. aaaaaaaaaawwwwwwww me encanto la ame gracias agus te extrañare un monton asta el proximo fin de semana :( pero k se va a hacer tq♥ gracias

    ResponderEliminar
  6. AHHH SE ME OLVIDO
    AGUS YA NO VAS A PUBLICAR NO HAY MARCHA ATRAS ESA NOVE TMB ME ENCANTA ESPERO TU RESPUESTA BYEEEE

    ResponderEliminar
  7. AWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWW NO PUEDO CREER QUE YA TERMINO ESTA NOVE :'( FUE HERMOSA ME ENCANTOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :) ♥